Lideres Nacionales
Lideres Nacionales

LIDERES NACIONALES:

 

 

• Departamento de Educación Cristiana


Director: Darío Cervetti
Vilardebó 1414 – 11800 Montevideo
E-mail: cervettimonnet@hotmail.com

 


• Centro de Estudios Bíblicos


Director: Cristóbal González
F. Muñoz 3172 – 11300 Montevideo
Tel. 2622 9036 / 29017113 (C.E.B)

 


• Instituto de Educación Teológica por Extensión


Director: Daniel Madrazo 
L. Osorio 1230 Bis, Apto 2 - 11300 Montevideo 
Cel.: 096516871

 


• Facultad de Teología


Representante: Miguel Mills
19 de Abril 1282 - 50000 Salto
Cel.: 092304262
E-mail: visionary4god@gmail.com

 


• Hijos de siervos


Capellán: Uber Borges
Av. Harriague 1051 – 50000 Salto
Tel. 47334430 Cel. 098557306
E-mail: cenevan@adinet.com.uy

 


• Misioneritas


Directora: Soledad Mendiberry de Borges
Av. Harriague 1051 – 50000 Salto
Tel. 47334430 Cel. 099802581
E-mail: cenevan@adinet.com.uy

 


Tesorera: Clara Suarez de Brazeiro
Instrucciones del año XIII N 1873 – 60000 Paysandú
Tel. 47238744
E-mail: ricardobrazeiro@hotmail.com

 


• Embajadores de Cristo


Presidente: Armando Pereyra
Complejo B9 Block C3 Apto. 111
- 20000 Maldonado
Tel. 4225 0475 Cel. 094 791147
E-mail: armandopereyra@adinet.com.uy

 


• Tesorero: Gerson Silvera
E. Vigliola 329 – 37100 Rio Branco
Cel. 095 823687
E-mail: gsm.uru@hotmail.com

 


• Fraternidad de Varones


Presidente: Wilson García
Bernabé Michelena 4572 – 12300 Montevideo
Tel. 22153272 Cel. 094660317

 


• Instituto Bíblico Asambleas


Director: Pablo Ortiz
Ma. Stagnero de Munar y Ansina
Paso Carrasco
Tel. 2601 1555 / 2696 4186 (I.B.A)
E-mail: pablo_rosa7@hotmail.com

 


• Seminario Intensivo de Preparación de Obreros


Director: Anibal Sosa
Colón 682 – 30000 Minas
Tel. 444 23479
E-mail: templominas@adinet.com.uy

 

 

• Instituto de Superación Ministerial


Representante: Hugo Peraza
Danton s/n casi A. Sierra – 90200 Las piedras
Tel. 2364 9883 Cel. 094715006
E-mail: perazahugo@hotmail.com

 


• Escuela Bíblica


Directora: Carmen Cabrera de García
Bernabé Michelena 4572 – 12300 Montevideo
Tel. 2215 3272
E-mail: wilsonycarmen@gmail.com

 

Tesorera: Ana Maria de Campos
8 de Octubre 1744 Apto. D – 50000 SALTO
Cel.: 097411131
E-mail: miguelangelo6155@outlook.com

 

 

• Departamento Nacional de Misiones


Presidente: Ramón Silveira
La Cumparsita 1309 Apto 3 – 12300 Montevideo
Tel. 2901 0545 Cel. 095155467
E-mail: emer@montevideo.com.uy

 

Tesorero: Alejando Díaz
Ruta 1 km 26200 Mz 71 S.14 CIUDAD DEL PLATA
80500 SAN JOSÉ
Tel.: 46409095 Cel.: 099069337
E-mail: nadiagallo@gmail.com

 

 

• Departamento Nacional de Evangelismo


Presidente: Roberto Tonna
Montevideo 1780 – 55100 Bella Unión
Tel. 47795739 Cel. 099 779 367
E-mail: pr-roberto-tonna@hotmail.com

 

Tesorero: Ronal Rostagnol
Ruta 1 km 173 – 70000 COLONIA DEL SACRAMENTO
Tel.: 452270887 Cel.: 098361409
E-mail: rolorostagnol@hotmail.com

 

 

• Concilio Misionero Femenino


Presidenta: Hilda de Silveira
Lunas de Oro y San Francisco, Pde. 5.- 20100 P. del Este
Tel. 4249 5486

 

Tesorero: Isabel Brage de Alberro
Ramón Anador 3870 – 11400 MONTEVIDEO
Tel.: 26196594 Cel.: 095498877
E-mail: angel.alberro@gmail.com

 


• Exploradores del Rey


Comandante: Carlos Boichuk
Colonia casi Av. Artigas – 90300 Progreso
Tel. 23693684 Cel. 094 967 677
E-mail: caraboiza@yahoo.com

 

Tesorero: Darío Cabrera
Solano Restra 10162, Ruta 8 km 19, entre Laudelino
Vázquez y Las Pléyades – MONTEVIDEO
Tel.: 22221777 Cel.: 09968321
E-mail: dariocab@adinet.com.uy

¿Quienes Somos?
¿Quienes somos?

Actualmente El Concilio General de las Asambleas de Dios es la denominación evangélica más grande en Uruguay, estando presente en los diecinueve Departamentos y en casi todas las ciudades y pueblos del país, como en gran parte de los barrios de Montevideo. Contamos con tres Institutos Bíblicos (IBA, CEB, SIPO), más uno por extensión (IETE). Tenemos un centro de rehabilitación para drogadictos que atiende a varones, y otro para mujeres. Igualmente está en funcionamiento un hogar de niños y hay otoro en proceso de fundación. En varias partes del país funcionan comedores y merenderos donde atendemos a cientos de niños. Trabajamos en confraternidad con Las Asambleas de Dios en 205 países. Tenemos misioneros uruguayos enviados oficialmente por nuestro Concilio en Lituania, España, Ecuador, Asia Central y Norte de África.

Web Asambleas de Dios de EEUU: http://asambleasdedios-conciliogeneral.org/

Nosotros
Nosotros

El Ejecutivo de LADU actualmente está formado por 10 Presbíteros, el Presidente, el Secretario y el Tesorero. Estos hermanos son Ministros Ordenados del Concilio que han sido votados democráticamente por la Asamblea para desempeñar su función, que es velar por el mejor funcionamiento de la Iglesia a nivel Nacional, y representar al Concilio uruguayo en las Asambleas internacionales.
Los miembros del ejecutivo se reúnen regularmente para evaluar y tratar los temas que le atañen. La Asamblea elige quienes desempeñarán esta responsabilidad cada dos años, siendo electivos aquellos que tengan un buen testimonio como cristianos y ministros de Cristo; personas sin tacha en su porte, que puedan cumplir con la responsabilidad que se les encomienda.
Al lado se dispone un cuadro con más información.

Historia
Historia

El 17 de mayo de 1946, en el vapor Cuba Victory, llegó a Uruguay desde los Estados Unidos el misionero Raymond De Vito. Venía acompañado por su esposa Dorothy y su pequeña hija Judith de 5 años. Esta familia había partido desde Houston, Texas con destino a Bs. As.El hno. Raymond, mientras estaba en Estados Unidos, había sentido en primer lugar el llamado de ir a la India, pero debido a que ya era mayor para aprender el idioma, su segunda elección fue Argentina.
Durante el viaje que duró un mes, luego de mucha oración, el Señor les habló que debían venir a Uruguay. Antes de llegar a nuestro país el barco estuvo detenido en Brasil. Allí De Vito conoció a unos misioneros suecos que ministraban en aquel país. Compartió con ellos su propósito de venir a nuestro país y ellos a su vez se lo comunicaron a Otto Nelson, que era el misionero sueco en aquí.
Cuando el barco llegó al puerto de Montevideo Otto Nelson estaba esperando a De Vito. Trató de convencerlo que no se quedara en Uruguay. Según su criterio se vería muy mal que hubiera dos Asambleas trabajando en el mismo país. El barco permaneció detenido una semana en Montevideo. Durante ese tiempo, debido a que los hnos. De Vito no conocían a nadie en Uruguay, vivieron en el barco. Para el fin de semana establecieron contacto con un misionero norteamericano de nombre Ed Millar. Este les ofreció hospedaje hasta que consiguieran un lugar donde vivir. De Vito decidió entonces llamar a Otto Nelson y comunicarle que a menos que él se hiciera responsable delante de Dios por las almas de todos los uruguayos, se quedaría en Montevideo. Parece que Nelson no aceptó tal responsabilidad porque De Vito se quedó en Uruguay.
La decisión estaba hecha, pero a De Vito le quedaban algunas dificultades. No tenía visa para Uruguay, era sábado, y en aquel tiempo, los sábados las oficinas públicas abrían solamente por dos horas. Cuando tuvo solucionado lo del hospedaje y la comunicación con Otto Nelson, ya eran casi las doce del mediodía y las oficinas estaban a punto de cerrar. De Vito, sin embargo, milagrosamente consiguió que el cónsul le concediera la visa inmediatamente. Luego de esto entró corriendo al barco que estaba a punto de partir.
Ed Miller había llegado unos meses antes. Alquiló una casa ubicada en la calle Jaime Cibils 2826. Como era músico, violinista, abría el salón y tocaba el instrumento con el fin de atraer a las personas y luego predicarles. Su intento no prosperó, y cuando conoció a De Vito, a pesar de no ser de las Asambleas, le traspasó el alquiler del salón y se fue a Bs. As.

Videos
Visión
Visión

VISIÓN

Las grandes necesidades y dificultades que enfrenta la sociedad uruguaya nos incentiva a trabajar en diferentes direcciones para que todos seamos protagonistas al escribir una nueva historia y vivamos tiempos de
TRANSFORMACIONES espirituales en nuestra nación.

La historia de los grandes cambios es para personas que quieren ser protagonistas, que tienen gran valentía para sumarse al proyecto de conquistar un país que debe avanzar en la dirección del Espíritu Santo. Creemos que este tiempo ha llegado para URUGUAY.

Nuestra visión implica entender que este es un tiempo para invertir y apoyar en diferentes edades y extractos sociales, donde niños, adolescentes, jóvenes, adultos, ancianos y familias necesitan una transformación de vida. Para eso, utilizaremos todos los recursos y medios que estén a nuestro alcance, para que el poder del mensaje Cristiano siga transformando cada vez más nuestra sociedad, y para que cada vez más niños, adolescentes, jóvenes, adultos, ancianos y familias, sean llenos de esa esperanza, paz interior y alegría de vivir que solo se puede encontrar en Jesús.

LADU trabajará cada vez más fuerte para que la labor que venimos realizando desde hace casi setenta años sea cada vez más amplia y fructífera, a través de nuestras congregaciones, institutos bíblicos, merenderos, centros de rehabilitación, hogares de niños y de ancianos, centros de atención a carenciados y sectores vulnerables de la sociedad. Partes de ese gran trabajo ya está en funcionamiento, otras en proceso de concretarse.

Por eso es que te invitamos, para conocernos y para que juntos trabajemos para que nuestro Uruguay sea transformado bajo la bendición y el favor de Dios.

 

Misión
Misión

MISIÓN LADU
Una proclama poderosa

Hace casi siete décadas que estamos difundiendo junto a otros cristianos este mensaje que dignifica al ser humano.
Este mensaje que eleva a la familia, a la mujer, este mensaje de respeto al anciano y de responsabilidad y atención al niño porque «de los tales es el reino de los cielos»
Este mensaje que nos dice que todo ser humano es redimible cuando se acerca a Dios. Por eso es que vamos con esta proclama aún a las cárceles.
Este mensaje que nos da fe y alivio, porque Dios todo lo puede. Por eso llevamos esta proclama de esperanza aún a aquellos para cuyos males la ciencia no tiene aún la solución.
Este mensaje que nos dice que podemos ser instrumentos en las manos de Dios para que nuestro mundo sea un mundo mejor. Por eso es que entre otras cosas, practicamos la ayuda mutua, no de un modo institucional sino personal, pues estas cosas las hacemos porque es parte de la vida cristiana.
TRABAJAMOS PARA LLEVAR A LOS URUGUAYOS A UNA MEJOR VIDA

En muchos aspectos hemos pasado más de sesenta años trabajando en nuestro país de una manera silenciosa. Lo hemos hecho así porque no creemos en hacer las cosas para auto promocionarnos. Pero creemos haber contribuido en la medida de nuestras posibilidades a una mejora en la vida de muchos uruguayos y la historia confirma que todo aquel que pasó por alguna de nuestras iglesias, en cualquier parte del país, contó con nuestra ayuda siempre.
Es que nuestra membrecía está integrada por el mismo abanico de clases y niveles educativos de la sociedad uruguaya, por lo que entre nuestras filas hay trabajadores independientes y dependientes, empresarios, funcionarios públicos, educadores, universitarios, amas de casa, etc.
Así fue que llegamos a muchas familias al borde de la desintegración, a alcohólicos, drogadictos, delincuentes, enfermos física y psíquicamente y a tantos otros que sin necesidades tan críticas o apremiantes, de una u otra manera buscaban un motivo más profundo para sus vidas.
Por ello nuestro púlpito se ubicó en templos, plazas, baldíos, carpas, hospitales, cárceles, la mesa familiar, el ómnibus, la rueda de mate, en fin todo sitio que nos recibió.
Algunos necesitan llenar su soledad, encontrando una «familia» cristiana que les acompañe y les dé la oportunidad de sentirse útiles.
Tantos aún necesitan encontrar la esperanza de un horizonte nuevo a través de la fe, la felicidad de la paz interior mediante la reconciliación, y la alegría, esa alegría de vivir que los uruguayos estamos perdiendo y con la que Dios nos inunda.
¡Qué distinta es la vida cuando tenemos la bendición de Dios!
... Y podríamos agregar, ¡¡¡cuánta falta nos hace!!!
Puede que seas tú quien esté buscándola.
Por eso es que te invitamos, para conocernos y para que juntos roguemos a Dios y oremos para que nuestro Uruguay cuente con el favor de Dios.

¿En qué creemos?
¿En qué creemos?

La Biblia es nuestra regla suficiente para la fe y la práctica. Esta declaración de Verdades Fundamentales se presenta solamente como la base de nuestra confraternidad (para que todos hablemos la misma cosa, 1 Corintios 1:10; Hechos 2:42).